Aporte del Hno. Carlos Quiñones, Caguas, PR

Las Escrituras nos ense√±an que Nuestro Se√±or Jesucristo vino al mundo a morir en la cruz del calvario¬†para que todo aquel que en √©l cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Sin embargo, muchas veces pasamos por alto las condiciones de esta poderosa promesa, tales como: “todo aquel”, “en √©l cree”, es decir, que esta promesa es para aquellos que crean en Jesucristo. Analicemos el siguiente texto para comprender mejor el llamado que el Se√±or le hace a “todo aquel que en √©l cree”:

  • Mar 8:34¬† Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de m√≠, niéguese a s√≠ mismo, y tome su cruz, y sígame.
  • Mar 8:35¬† Porque todo el que quiera salvar su vida, la perder√°; y todo el que pierda su vida por causa de m√≠ y del evangelio, la salvar√°.
  • Mar 8:36¬† Porque ¬øqu√© aprovechar√° al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?¬†
  • Mar 8:37¬† ¬øO qu√© recompensa dar√° el hombre por su alma?¬†
  • Mar 8:38¬† Porque el que se avergonzare de m√≠ y de mis palabras en esta generación ad√∫ltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzar√° también de √©l, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos √°ngeles.

Negarse uno mismo y tomar su cruz, es el llamado¬†a la salvación que nos hace¬†Jes√∫s, y aunque pareciera contradictorio, el llamado¬†implica un gran regalo de amor. Asi es; un regalo de amor de parte de Dios y un regalo de amor de uno mismo. La salvación es voluntaria y es un acto de amor en si misma. El nos quiso salvar, pero nosotros necesitamos querer ser salvados.¬†

Que significa negarse a s√≠ mismo? Negarse a si mismo es el principio que oper√≥ en Jes√∫s, pero mucho antes de que viniese al mundo! Todo acto realizado comienza con una decisión mucho antes de realizarse. Por ejemplo, si usted decide ir al trabajo cada ma√±ana, digamos a las 8:00 am, usted ya tom√≥ la decision posiblemente dos o tres horas antes. En ese periodo de tiempo puede que haya sido tentado para no ir o tal vez enfrent√≥ diferente grado de adversidad en su casa o en el tránsito, pero al fin pudo llegar al trabajo, hacer sus tareas y regocijarse en todo lo que realiz√≥ durante el día.

Para que vayamos comprendiendo este asunto de manera más clara, veamos que nos dice la palabra de Dios:

  • Flp 2:5¬† Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jes√∫s,¬†
  • Flp 2:6¬† el cual, siendo en forma de Dios, no estim√≥ el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,¬†
  • Flp 2:7¬† sino que se despoj√≥ a s√≠ mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;¬†
  • Flp 2:8¬† y estando en la condición de hombre, se humill√≥ a s√≠ mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.¬†
  • Flp 2:9¬† Por lo cual Dios también le exalt√≥ hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre

Nuestro Se√±or Jesucristo, de antemano, había realizado lo mismo que le pide a sus seguidores, esto es negarse a si mismo. En su ejemplo, se realiza el primer acto de su gran amor, que El¬†se se despoj√≥ a s√≠ mismo y¬†se humill√≥ a s√≠ mismo¬†para poder salvar a los que creen en El. Es posible que usted se pregunte: que tiene que ver esto conmigo? Acaso tengo yo un trono o un puesto importante? De que me tengo que despojar? La verdad es que s√≠ lo tiene y que se tiene que despojar de su actual trono!

Con todo respeto quiero llevarle a considerar un punto que nos impide a veces seguir a Jesucristo.¬†Los humanos tenemos nuestro trono de vanagloria, el orgullo, opiniones, creencias equivocadas, estilos de vida y conductas que son contrarias a lo establecido por Dios. El ser humano vive endiosado, se ofrece culto a si mismo y en su confusión religiosa, pretende decirle a Dios en que forma debe ser su relación. Cada ser humano tiene su propio trono que sustenta y engrandece con cosas terrenales, aspiraciones perecederas y tesoros que se envejecen, deprecian y desaparecen. Algunos tronos son más grandes que otros, pero la verdad es que cada quien tiene el suyo y no quiere renunciar a el. Es por ello que negarse as√≠ mismo, es el¬†llamado de¬†Jes√∫s a¬†los que voluntariamente son sus seguidores, pues El quiere compartir este perfecto amor con nosotros.

La salvación es una conquista de un Rey sobre otro rey. Encierra en s√≠ misma, el rendir¬†nuestro propio reino; poblado de orgullo, ignorancia de la voluntad de Dios y de nuestro propio estilo de vida;¬†al reino¬†de Jesucristo,¬†siendo EL el Rey y Se√±or de nuestras vidas. Cuando un reino es conquistado por otro, la etapa de transición es muy difícil para el reino conquistado. Puesto que cuesta mucho acostumbrarse al nuevo Rey y sus leyes.¬†El rendirnos,¬†implica renunciar de lo que soy para comenzar a ser otra persona diferente, alguien que nunca he sido; pero puedo serlo en Jesucristo.

Que es la cruz? La cruz es una carga. Esa carga es la sentencia para pagar tus delitos.¬†La cruz te llevar√° a la muerte, el cual es la paga por el pecado. Y esta es la sentencia para todo el que vive en desobedencia a Dios.¬†Todo aquel que aun no ha creído ni aceptado a Jesucristo, vive sentenciado a su cruz cargada de pecado, el cual le llevar√° a la muerte y muerte eterna. Que significa tomar tu cruz?¬†Tomar tu cruz, quiere decir que entiendes la gravedad de tu realidad como pecador, frente al¬†justo veredicto de condenación de Dios sobre ti. Tomar tu sentencia y entregarla a Jesucristo, entregándole tu vida completamente, siendo sepultando en las aguas del bautismo, para luego resucitar con la aspiración de una buena conciencia hacia Dios y a una nueva vida guiada por EL, siendo declarados como hijos de Dios, justificados, santificados, redimidos y salvos por la Sangre del Cordero de Dios que quita el pecado.

Luego de ser lavados con la Sangre del Hijo de Dios, nacemos como¬†hijos de Dios, y si hijos, también herederos;¬†herederos de Dios y coherederos con Cristo.

Que Dios te Bendiga!