No hagan ruido, que despiertan a la “iglesia”

No hagan ruido, que despiertan a la “iglesia”

Aporte del Hno. Jorge Rodriguez, Cubuy, PR [Tratado evangelisitico impreso]

La ‚Äòiglesia‚Äô est√° en un sue√±o del cual no tiene interés en despertar. Es como si un letargo invadiera nuestros cuerpos y también el alma. La zona de comodidad nos mantiene en un reposo del cual no queremos volver; de ese sue√±o da√±ino que mantiene la ‚Äòiglesia‚Äô con las rodillas paralizadas. ¬øQu√© estamos haciendo para combatir este mal, que afecta la ‚Äòiglesia‚Äô del Se√±or? ¬øPensamos que, con solo reunirnos un par de veces por semanas, es suficiente para agradar a Dios? Muchos viven recostados del nombre que los identifica como cristiano, aunque este sea solo de nombre. ¬øSer√° que no hay motivación ni compromiso? O ¬øSer√° que nos avergonzamos del evangelio? Dios quiere un pueblo diligente! que sea capaz de dar la milla extra, que nos lleve a alcanzar la meta de nuestra salvación y también la de los demás. (more…)

Ganancias Deshonestas

 

Estimado lector,

Tengo un amigo, a quien le estoy impartiendo estudios bíblicos los fines de semana. Hace unos días me dijo: He visto en las películas que Jes√∫s siempre estaba junto a los pecadores, buscaba a las prostitutas, ladrones, enfermos y toda clase de gente despreciada por el pueblo. Esto realmente es amor. Pero, hay una ense√±anza de Jes√∫s en el libro de Lucas que aun no comprendo. Y es que aparentemente Jes√∫s le ordena a sus discípulos que obtengan ganancias deshonestas y que con ellas hagan amigos y as√≠ tendrán moradas eternas. Le pregunt√©, donde estás leyendo? Y me dijo: Luc 16:1-15. Veamos:

  • Luc 16:1¬† Dijo también a sus discípulos: Había un hombre rico que tenía un mayordomo, y √©ste fue acusado ante √©l como disipador de sus bienes.
  • Luc 16:2¬† Entonces le llam√≥, y le dijo: ¬øQu√© es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo.
  • Luc 16:3¬† Entonces el mayordomo dijo para s√≠: ¬øQu√© har√©? Porque mi amo me quita la mayordomía. Cavar, no puedo; mendigar, me da verg√ºenza.
  • Luc 16:4¬† Ya s√© lo que har√© para que cuando se me quite de la mayordomía, me reciban en sus casas.
  • Luc 16:5¬† Y llamando a cada uno de los deudores de su amo, dijo al primero: ¬øCuánto debes a mi amo?
  • Luc 16:6¬† √âl dijo: Cien barriles de aceite. Y le dijo: Toma tu cuenta, siéntate pronto, y escribe cincuenta.
  • Luc 16:7¬† Después dijo a otro: Y t√∫, ¬øcuánto debes? Y √©l dijo: Cien medidas de trigo. El le dijo: Toma tu cuenta, y escribe ochenta.
  • Luc 16:8¬† Y alab√≥ el amo al mayordomo malo por haber hecho sagazmente; porque los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz.
  • Luc 16:9¬† Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando √©stas falten, os reciban en las moradas eternas.
  • Luc 16:10¬† El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.
  • Luc 16:11¬† Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¬øquién os confiar√° lo verdadero?
  • Luc 16:12¬† Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¬øquién os dar√° lo que es vuestro?
  • Luc 16:13¬† Ning√∫n siervo puede servir a dos se√±ores; porque o aborrecer√° al uno y amar√° al otro, o estimar√° al uno y menospreciar√° al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.
  • Luc 16:14¬† Y oían también todas estas cosas los fariseos, que eran avaros, y se burlaban de √©l.
  • Luc 16:15¬† Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.

Como le puedo explicar esta parábola a mi amigo?

A la luz de las Escrituras…

A la luz de las Escrituras…

Que todo sea confirmado A la luz de las Escrituras¬†No creas todo lo que los hombres dicen. Porque habr√° hombres amadores de s√≠ mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,¬†sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,¬†traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a √©stos evita.¬†¬†Todo lo que te digan y todo lo que hagan en tu¬†congregación,¬†b√∫scalo¬†en las Sagradas Escrituras, tal como lo hicieron los hermanos de Berea.