Le gustaría confesar públicamente a Jesucristo como su Señor y Salvador? pues este es el mandamiento:

“A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos”

Y esta es su promesa:

“Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo” 

Pero… Antes de Confesar a Jesús como su Salvador, usted debe saber lo siguienteConfesar públicamente a Jesucristo.