Estimado Lector,

El Espíritu Santo a través de los apóstoles nos ordena que enseñamos de acuerdo con la sana doctrina, porque vendrían tiempos en los que  los hombres se apartarían de ella y creerían cualquier fabula:

  • 2Ti 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 
  • 2Ti 4:2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. 
  • 2Ti 4:3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 
  • 2Ti 4:4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Para que no nos tome por sorpresa, el Espíritu Santo nos advirtió que vendrían estos tiempos, en los que se amontonarían maestros que le dirían a las almas, lo que ellos quieran oír  conforme a sus deseos y en su ignorancia. El apóstol nos exhorta y ordena lo siguiente:

  • Tit 2:1 Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.
  • 1Pe 2:1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, 
  • 1Pe 2:2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 
  • 1Pe 2:3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor

En este blog, presentamos una serie de estudios fundamentales acerca de la sana doctrina, es decir, la leche no adulterada

La ofrenda para los santos

La doctrina apostólica de la ofrenda para los santos, es una de las doctrinas más polémica y discutidas a través de los tiempos, desde el surgimiento de las iglesias apostatas hasta el día de hoy. Tal vez este estudio, no concluya esta discusión, pero si que pueda arrojar luz a los que buscan la verdad y la sana doctrina entregada una vez a los santos.

La Cena del Señor

De tal manera, Cristo establece este memorial entre los cristianos que han creído su mensaje y han transformado sus vidas conforme a su voluntad y esperan la promesa de ser resucitados en el día postrero. Este es el memorial del nuevo pacto.