Resultados Tortuguero 2016

Resultados Tortuguero 2016

¿Que si estaba bueno? Chi ji, chi ja, chi ja ja ja!! Pues claro que sí!!! Este sábado 8 de octubre 2016 nos reunimos 138 hermanos confraternizando en amor y armonía. Nos gozamos en un sano compartir entre niños, jóvenes, adultos y adultos maduros, bajo el tema: “Juegos en Equipos”; La union de las iglesias como un solo equipo” (más…)

Compartir en Tortuguero 2016

Compartir en Tortuguero 2016

Amados hermanos en Cristo:

La paz de Dios este con nosotros.  La iglesia de Cristo en Bayamón te extiende una vez más la invitación para tener un día para confraternizar y compartir entre hermanos. Como hemos acostumbrado por los pasados años tendremos un día de juegos tanto para adultos como para niños en el amor fraternal.

La actividad se celebrará el sábado 8 de octubre 2016 desde las 8:30 am hasta las 3:00 pm. El tema de la actividad será: “Juegos en Equipos”; La union de las iglesias como un solo equipo. Comenzamos con un pequeño devocional, cánticos, reflexion, dinámica y juegos para compartir, desayuno y almuerzo. Esperamos que los hermanos anuncien y animen a toda la congregación a apoyar esta iniciativa y todas las actividades que se hacen a través de la isla de todas las iglesias de Cristo.

Separa la fecha sábado 8 de octubre 2016. Planifica para que nos acompañes y te goces en el amor fraternal

En el amor y la unidad de Cristo

Los hermanos de Bayamón 

Salmos 133:1 !!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!

El Resultado Glorioso de un Naufragio

El Resultado Glorioso de un Naufragio

Aporte del Hno. Eliezer Nieves, Bayamón, PR

Hechos 27:1-44; 28:1-10

¡Mira el barco se hunde! !se está desmantelando! Ves a la gente que ha saltado al agua? Algunos están llegando a la playa. Está Pablo allí? Veamos que le está sucediendo.

Por 2 años tienen a Pablo prisionero en Cesárea. Entonces ponen al Apóstol Pablo y otros prisioneros en un barco para Roma. Cerca de la isla de Creta, una terrible tormenta los azota. Los hombres no pueden guiar el barco y no pueden ver el Sol durante el día, ni las estrellas de noche. Finalmente, después de muchos días, los viajeros pierden toda esperanza de ser salvos.

Entonces el Apóstol Pablo se levanta y dice: Ninguno de ustedes perderá su vida; sólo el barco se perderá. Porque anoche un ángel de Dios vino a mí y me dijo “No temas, Pablo!! Tienes que llegar a estar delante de César el gobernante romano, y Dios salvará a todos los que viajan contigo”

Para la media noche del día 14 desde el principio de la tormenta, los marineros notan que el agua no es tan profunda! Temiendo estrellarse contra unas rocas en la oscuridad, echan las anclas. La mañana siguiente ven una bahía y deciden guiar el barco hasta la playa allí.

Pues bien, cuando se acercan a la playa, el barco da contra un banco de arena y encalla. Entonces las Olas empiezan a azotarlo y el barco empieza hacerse pedazos. El encargado, un oficial militar dice: ‘Todos los que puedan nadar, naden a la playa; los demás salten después, y usen pedazos del barco para flotar. Eso hacen y las 276 personas que estaban en el barco llegan a salvo a la playa, tal como el ángel lo había prometido.

Llegan a una Isla llamada Malta (Cap. 28:1) y los naturales los trataron con mucha humanidad; porque encendiendo un fuego, nos recibieron a todos a casa de la lluvia y el frío (Vers. 2).

Para que entiendan bien el punto que deseo trasmitirles; fijémonos con más detalle en lo que le sucedió a Pablo en la isla de Malta. La Palabra de Dios nos dice: “Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano.” Cuantos dirían que eso fue algo intimidante? Imaginémonos esto; el Pablo estaba echando un poco de leña al fuego y una víbora saltó y se le prendió en la mano!!

La realidad es que esto fue más que un ataque del enemigo; esto fue un ataque diseñado para alarmar e intimidar, no sólo al Apóstol, sino también a los que estaban presentes. Y les digo hoy que esta es una táctica comúnmente usada por el diablo en la actualidad. Es una táctica cautelosamente planeada con el propósito de disuadir a los cristianos de perseverar en la voluntad de Dios.

La realidad es que a los poderes de las tinieblas no les importa cuando un cristiano está frío, indiferente, o que son complacientes. Los poderes de las tinieblas no le prestan mucha atención a los que ignoran la bendición de vivir bajo la voluntad de Dios.

Ahora bien, si hacemos una comparación en lo que está sucediendo en la vida de un buen número de cristianos hoy en día, y la vida de Pablo en ese entonces, creo que todos podremos observar que existe un gran paralelo entre nosotros y el Apóstol, en cierta medida.

Como podemos apreciar, en este instante Pablo se encontraba necesitado de muchas cosas. Pablo necesitaba descanso, comida, refugio, y calor; La realidad es que alrededor del mundo existen muchos cristianos con las mismas necesidades. Y deseo que entiendan bien que no estoy hablando de necesidades físicas, sino más bien espirituales.

El veneno de la víbora puede ser representado por muchas cosas; en el caso de Pablo se nos dice que “Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente es homicida, a quien, escapado del mar la justicia no deja vivir…”

Como podemos apreciar, el veneno de la víbora que se le prendió a Pablo de la mano, no es muy diferente al veneno de las víboras que se les han prendido de la mano hoy en día a muchos cristianos. El veneno que no sólo afecta la vida de los cristianos, sino que está afectando la Iglesia de hoy. De que veneno les hablo? Les hablo del veneno de servir a Dios según nuestra propia opinión, y no según lo que la palabra escrita de Dios y es por eso que en Proverbios Cap. 3:5-8

5 Fíate de Jehová de todo tu corazón,
Y no te apoyes en tu propia prudencia.
6 Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas.
7 No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;
8 Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos.

Finalmente hoy te digo que el mismo Dios que permitió que Pablo sacudiese esa víbora de su mano, está presente para que también sacudas la tuya. Físicamente, el veneno de una víbora no es algo que causa la muerte instantáneamente, sino que es un químico que se tiene que dispersar por el cuerpo por varios minutos antes de que sea letal.

Por qué les menciono esto? Les menciono esto porque existen muchos que llevan tiempo sufriendo con una raíz de amargura, un dolor, una espinita que llevan clavada en el corazón. En otras palabras, un veneno que se está esparciendo por su interior, y que si no tienen cuidado, ese veneno sé esparcirá y matará su espíritu.

A través del Espíritu Santo, Dios nos guía hacía donde debemos estar, y su PALABRA nos purifica y libera. Así que desde este instante !!SACUDE HOY LA VÍBORA DE TU MANO!!