Anunciar la buena noticia:

Y esta es que Jesucristo, el hijo de Dios, siendo heredero de todo, quien creo el universo, siendo el resplandor de la gloria de Dios y la imagen misma de su sustancia y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, es aquel Verbo hecho carne, que habitó entre nosotros, lleno de gracia y de verdad y fue el Cordero de Dios, que quitó el pecado del mundo. Siendo crucificado y al tercer día resucitó, y ahora está sentado a la diestra del poder de Dios, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Ayudar a los Siervos de Jesucristo:

A perseverar en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones, mediante la enseñanza de la sana doctrina, nutridos con las palabras de la fe. Exhortando a los amados lectores a que, en cada letra publicada en este sitio, sean imitadores de los hermanos de Berea, quienes escudriñaban cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Y si no es así, te rogamos que nos exhortes con mucha paciencia y amor en Jesucristo. Quien escribe es un hombre, redimido, que aún no ha sido perfeccionado a la plenitud de Cristo, esto es para que todos lleguemos a la unidad de la fe.

Para comunicación: info@siervosdejesucristo.org